f.lux

f.lux icon

La maravilla total.

Desde hace ya algún tiempo el primer cyborg del planeta percibe los colores a través de tonalidades sonoras que capta su ojo cibernético, ojo que por cierto destruyeron los mossos a su paso por Plaça Catalunya durante aquellos primeros días.

Nuestro cerebro es sensible a las tonalidades y cromatismos y los interpreta según la evolución como especie y desarrollo individual. Por eso para no caer en la depresión colora, la última vez que fui a Irlanda se me ocurrió llevarme dos gafas polarizadas para combatir el permanente y deprimente gris. Unas azules para el día, o la mañana, y otras naranjas para la tarde. Así podía simularle biorritmos a mi cerebro. Y f.lux, un programa que descubrí algo más tarde (por qué no se me ocurriría antes investigar sobre el tema) hace justamente eso, gestionar la tonalidad de tu ventana al más allá digital para descargar al cerebro de estados de alerta innecesarios y ayudar a configurar mejor tus biorritmos, a la vez que descansas los ojos.

El mecanismo no es mucho más complicado que el de un botijo del siglo XXI:

  • Le dices tu localización y te muestra la curvatura de día y noche.
  • Basándose en ella baja la tonalidad estándar (azulado) a una más cálida (rojiza) desde que cae el sol hasta que vuelve a salir.

Estudios de la Universidad de Gotochussets han confirmado que las tonalidades azules son más brillantes y éstas le indican al cerebro que estás en horas de vigilia, ya que evolutivamente este espectro de luz lo producía el Sol. Así que eliminando los tonos fríos se consigue dejar de estimular el cerebro, a la vez que se crea, casi imperceptiblemente una atmósfera más hogareña.

El programa es altamente personalizable, todo lo personalizable que unas gafas de sol de culo de botijo pueden ser. Puedes decirle la tonalidad que quieres que alcance durante la noche, puedes ponerte en modo multimedia para una representación más fiel de los colores y cuarto oscuro por si quieres revelar algunas fotos. También puedes desactivarlo 1 hora, varias o hasta el amanecer.

Una vez lo pruebes notarás la diferencia al trabajar con el bare metal de otras personas.

Contenido
Forma
Total

Leave a comment

Your email address will not be published.

*