Primeros días en la bahía

Me levanto a las 7 de la mañana pero no se para donde tirar. Cómo puede ser todo tan caro??

Me paso el día intentando contactar con C$ers pero nada, siguen sin contestar o denegando.

Me hago colega del chef del hostal, un italiano algo colgao, y nos pasamos el día hablando y riendo y divagando sobre el existir en San Francisco.

Al final decido tirar para Oakland/Berkeley. Si no encuentro la okupa encontraré el hacklab (que por estos lares llaman hackerspace).

Y así es, consigo llegar hasta el Omni, un centro social que agrupa varios colectivos. Ahí conozco, entre otros, a Matt, el chaval que está organizando la rent party a la que quería asistir para celebrar mi cumple y conocer a la comunidad.Me hace un tour por el espacio. Sudo RoomEs enorme, es genial. Necesita ayuda. Nos quedamos hasta las 3 de la mañana preparando el garito y me ofrece quedarme en su casa, en una caravana que tienen fuera. Llegamos pero no encuentra la llave.

Al final me ofrece el cuarto de una chavala que está dando unas charlas en el Symbiosis, donde quería ir de voluntario al llegar aquí pero ya tenían el cupo lleno; y viene de estar un tiempo en Calafou.

Al día siguiente hacemos 400 pavos vendiendo un montón de trastos y galletitas mientras unos escandalosos se dedican a cantar y tocar varias cosas, entre ellas algoritmos propios de generación de audio. Recogemos antes de tiempo porque hay otro evento en Berkeley contra el terror policial.

Aquí la poli mata a mucha gente.

No nos acaba de molar como ha ido y nos sentamos a planear otro para el finde que viene. Cenamos y vamos a por unas piezas que necesitan los biciclistas que están montando el evento del día siguiente. Aprovecho y me pillo el kit básico para ir hacia el norte....y con mi hacha!Ahora ya estamos listos para ir al evento de Berkeley.

Llegamos para ver a los dos últimos raperos negros actuar. En el garito de al lado tienen la exhibición de arte.

Ahí veo la primera horchata, estilo mexicano y combinada con ron. Luego me invitan a una historia que acaban de inventar y parece más un helado que un cócktel: Mangokilla! 8 ingredientes, uno de ellos alcohólico: tequila. Unos raperos se enteran que es mi cumple y me regalan sus maquetas, en cassette!Regalos de cumpleañosYa van chapando. El carro de la poli nos vigila desde lejos. Nos vamos a un garito a tomar unas birras. En la puerta el chaval me pide la identificación. En serio? Ve de donde soy y me explica que su viejo es de Barna y su familia de un pueblo de Valencia y nos ponemos a hablar catalán, ue! La birra es una pale ale y me trae recuerdos de viejos tiempos en Irlanda. Fuera fumando veo un montón de gente que se va pirando en Über-taxis. Una rubia me entra pero va demasiado ciega para conseguir puntos. Dejamos a un par de colegas en sus sitios y Matt me lleva a uno de sus sitios favoritos. Unas rocas en las colinas de Berkeley desde donde se ve toda la bahía. Precioso. No estamos solos, hay un montón más de chavales jovencitos pululando. Nos quedamos divagando sobre el devenir de los acontecimientos y salvamos un poco el mundo. Toilet graffiti.

Al día siguiente por fin aprovecho para levantarme algo más tarde y explicarle a mi cuerpo que tiene que hacer un giro de 180º con el bio-ritmo de una vez. Me voy al hacklab mientras espero que empiece el evento de las biciclistas.

Buena música, con mucha cuerda irlandesa y batucada de metal. La energía del sound system se saca de 20 bicicletas en el atrio donde la gente vamos subiendo a pedalear y subir la barra de energía.

En la barra sirven kombucha, y en uno de los paseos por el biolab les ayudo a fabricar un poco y me enseñan los diferentes cultivos que tienen y me dan a probar de uno bastante potente. Huele a váter, sabe súper amargo y ácido. Pero dicen que es bueno para la salud.

Va terminando la fiesta y en uno de los viajes a mi primeras experiencias de comprar algo en este país, un colega me recomienda una librería que hay en la esquina. La acaban de pillar unos chavales jóvenes. El anterior dueño no podía pagar el alquiler y la han okupado. Todos muy majos y despiertos. Tienen libros guapísimos. Si no llevara la mochila a tope me pillaba alguno.

Se va haciendo tarde y pillo la bici con flores para volver a casa. En el jardín está Matt con una chica muy simpática que era su pareja. Charramos un rato y nos enseña las fotos de los nuevos murales en el Mission district en SanFran.

Duermo y vuelvo a soñar.

Me despierto y nos ponemos en serio a preparar la próxima rent party.

Me debato con el sentimiento de que debería empezar a subir hacia el norte, pero el sentimiento de ayudar a la comunidad y cambiar el mundo es más fuerte. Organízate y lucha!

Contenido
Forma
Total

Leave a comment

Your email address will not be published.

*